sábado, 6 de agosto de 2011

LO FÁCIL QUE ES ENTENDER APOCALIPSIS O REVELACIÓN

Permítanme disentir de esta expresión: "el Apocalipsis de Juan, es por excelencia el escrito que más símbolos tiene de todo el Nuevo Testamento"; ¿la razón? la contiene el mismo tratado de revelación, que se hace fácil de entender con estas dos aclaraciones que hace Juan: "Llegué a estar en espíritu en el día del Señor" (Apocalipsis 1:10) Aquí explica Juan su inspiración y nos traslada al período de tiempo en que sucederán las cosas relatadas: el tiempo que dura ese día del Señor. La excepción a esta regla es el relato de las siete iglesias; por eso, cuando Juan termina sus señalamientos a las siete iglesias, dice: "Después de estas cosas miré, y he aquí, una puerta abierta en el cielo, y la primera voz que oí, como de trompeta, hablaba conmigo, y decía: 'Sube acá y te mostraré las cosas que tienen que llegar a ser después de estas cosas' Al instante llegué a estar en espíritu..." (Apocalipsis 4:1-2a)
A partir de esa lectura se inicia el relato sobre las cosas que van a pasar en el día del Señor; revelación que  YAHVEH   le dio a Cristo, "para manifestar a sus siervos lo que debe suceder en breve, y la declaró enviándola por medio de su Ángel a su siervo Juan" (Apocalipsis 1:1; ver también 22:6)
Por eso es fácil entender el Apocalipsis o la Revelación, al quitar cualquier simbolismo, y ubicarse en un tiempo literal en que van a suceder todas las cosas profetizadas de suceder, también literalmente, en el día del Señor.
Les invito a revisar en toda la Escritura los textos que hablan del "día del Señor" o "aquel día", y verán lo fácil que es prepararse para "aquel día" que ya comenzó y que, según Juan, parece terminar cuando  YAHVEH  resplandezca sobre nosotros y reinemos por los siglos de los siglos (Apocalipsis 22:5)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.
 

About Me

LEODÉGAR ROIS REINA
Ver todo mi perfil