lunes, 8 de agosto de 2011

UN AÑO QUE DISTANCIA A LA GUAJIRA MUCHO MÁS DE COLOMBIA


Lo sucedido entre el sábado 7 de Agosto de 2.010 y el día de ayer, domingo 7 de Agosto de 2.011, fechas de posesión de Juan Manuel Santos Calderón como Presidente de la República de Colombia y de convocatoria pública para hacer un examen de su primer año de gobierno, alimenta posiciones encontradas al momento de calificar la gestión de gobierno presidencial por parte del Gobernador de La Guajira, doctor Jorge Pérez Bernier, y la Gobernadora del Departamento de Córdoba, doctora Marta Sáenz.
Mientras el doctor Jorge Pérez se refirió al primer año de gobierno del Presidente Santos, diciendo que a La Guajira le fue muy bien, porque se logró la financiación para concluir la Represa del Ranchería, las palabras de la doctora Marta Sáenz territorialmente se anticipan a las nuestras, cuando asegura que su Departamento perdió el año en los primeros doce meses del Presidente Santos, porque en uno de los temas más sensibles, como el de la seguridad, las cifras de la inseguridad se ha disparado.
Debemos distanciarnos de las palabras del primer mandatario de los guajiros, por cinco hechos del Gobierno Nacional en cabeza del Presidente Juan Manuel Santos:
Primer Hecho: Persiste y se sostiene, para perjuicio de La Guajira, la directriz presidencial dada a través del Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC, doctor Iván Gómez Guzmán, de no inscribir en el catastro nacional de la propiedad inmueble el terreno y la construcción de la línea férrea y la carretera privada que une La Mina con Puerto Bolívar.
¿A qué se obliga el IGAC? A que la inscripción catastral del terreno que no declaró CARBOCOL ni MINERCOL ni INGEOMINAS, así como de la inscripción de las mejoras por edificaciones que no declararon INTERCOR y CARBOCOL, ni sus cesionarias CARBONES DEL CERREJÓN LIMITED y CERREJÓN ZONA NORTE S.A., durante la formación catastral entre 1.982 y 2.011, y que fueron también omitidas por el IGAC al no haber figurado nunca en el catastro, sean inscritas a partir de la fecha en que se construyeron, de acuerdo con lo expresado en el Estatuto Catastral. Al no hacerlo, contraría la justicia fiscal a favor de los Municipios de Barrancas, Hatonuevo, Albania, Maicao, Manaure y Uribia de cobrar el impuesto predial.
Si obrando en justicia se inscribe la línea férrea y la carretera privada estos seis Municipios recibirán más de 400 mil millones de pesos que debe Cerrejón.
Segundo Hecho: Un año de gobierno en que continúa el trato desigual con los estudiantes de la Universidad de La Guajira. Produce indignación que el Gobierno Nacional en el 2011 invierta $5.67 billones en 600.000 estudiantes de Educación Superior de las 32 universidades públicas del país; es decir, $9.45 millones/estudiante; pero en la Universidad de La Guajira invertirá solamente $14.808 millones en 8.600 estudiantes; es decir, $1.7 millones/estudiante.
En este gobierno un estudiante de educación superior de la Universidad de La Guajira reciba apenas el 15% de lo que recibe el promedio de los estudiantes de Colombia, o sea que el Gobierno Nacional da al resto de los estudiantes de Colombia 6 veces más que a los estudiantes de la Universidad de La Guajira. ¡Esto es violación de los principios de equidad y de igualdad ante la ley! ¿Será que nadie más se indigna con esto?
Tercer Hecho: Del Presidente Juan Manuel Santos se cuenta que impresionaba a sus compañeros en la casa de la fraternidad Delta Upsilon de la Universidad de Kansas, en que les ganaba partidas de póker jugadas hasta altas horas de la noche; como buen jugador de póker posee las dos habilidades del experto, cuales son: juega pensando como un profesional y se mete en el cuerpo de sus contrincantes.
Como profesional se ha metido a desvirtuar las obras del gobierno anterior, el del ex – Presidente Álvaro Uribe, usando los dos enemigos de ese gobierno: El Ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, y el Ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo. Con este último ha querido desvirtuar el Proyecto Multipropósito de la Represa del Río Ranchería, reduciendo la obra a un solo propósito: el distrito de riego, a quien llama el mayor elefante blanco del campo colombiano, porque para ese sólo propósito costará un billón 200.000 millones de pesos y servirá para irrigar 30.000 hectáreas; y listo, hace la división y determina que el valor para cada hectárea que se le dará riego está entre 50 y 60 millones de pesos mientras que en laderas cuesta entre 5 y 6 millones de pesos.
El Gobierno Nacional miente y desinforma al país al no decirle que el propósito principal del Proyecto es el suministro de agua a Distracción, Fonseca, Barrancas, Hatonuevo, Barrancas, Maicao, Manaure y Uribia, y que para complementar la obra en los acueductos el Departamento de La Guajira ha hecho un préstamo internacional, pagadero con dineros de regalías.
Cuarto Hecho: El que más golpea al guajiro es el Acto Legislativo de Reforma a las Regalías. Con su presentación y aprobación en el Congreso, el Gobierno Nacional corta la gratuidad de la educación básica, media y superior, la subsidiariedad de la salud, la puntualidad pensional y la inversión ambiental, al reducir nuestros ingresos por regalías en aproximadamente $500 mil millones, que afectan en conjunto a los Municipios de Dibulla, Riohacha, Manaure, Uribia, Maicao, Albania, Hatonuevo y Barrancas, al Departamento y a Corpoguajira.
Es el tema del que más hemos tratado con la opinión pública durante los últimos meses, y tal parece que entramos en la inmovilidad física que precede al trancazo, o mirémoslo mejor, a la esperanza de una inexequibilidad por parte de la Corte Constitucional, ante la omisión de la consulta previa al Acto Legislativo.
Quinto Hecho: Conexo al anterior, la jugada maestra del jugador de póker: Para determinar las regalías del 2.012, se toma como referencia el promedio de las regalías recibidas en los años 2.007, 2.008, 2.009 y 2.010
¿Qué hizo el Gobierno Nacional? Rebajó las regalías de 2.010 con relación al 2.009, para hacer descender el promedio, y así girarnos menos en el 2.012; sin explicación alguna, pues la situación de producción y venta fueron similares a las del 2.009
Lo asombroso de este asunto es que ni el Gobernador del Departamento, ni el Director de Corpoguajira, ni los Alcaldes de los Municipios de Dibulla, Riohacha, Manaure, Uribia, Maicao, Albania, Hatonuevo y Barrancas han demandado razones del Gobierno Nacional sobre la disminución de las regalías en el 2.010 si las condiciones y situaciones fueron similares a las del 2.009. ¿Qué pasa con los mandatarios guajiros?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.
 

About Me

LEODÉGAR ROIS REINA
Ver todo mi perfil